Es probable que hayas escuchado hablar del SII o suministro inmediato de información pero ¿sabes cómo funciona y cómo darte de alta? Te contamos todos los detalles para que no cometas errores y te puedas beneficiar de este sistema.

Al igual que muchos empresarios una de las obligaciones fiscales que tendrás que cumplir es pagar impuestos y, entre otros, es declarar el Impuesto sobre el Valor Añadido. Desde julio del año 2017 se aplica el SII, que supone la llevanza de los libros registro de IVA a través de la Agencia Tributaria. Los libros que se llevarán serán los siguientes:

  • Libro de facturas expedidas.
  • Libro de facturas recibidas.
  • Libro de bienes de inversión.
  • Libro de determinadas operaciones intracomunitarias.

¿Cómo te puedes acoger al SII?

Por un lado, existen obligados a acogerse al SII que son los inscritos en el REDEME (Registro de Devolución Mensual del IVA), grandes empresas (con facturación superior a 6.010.121,04 €) y grupos de IVA.

Por otro lado, se puede aplicar de forma voluntaria el SII, para lo cual será necesario presentar una declaración censal (modelo 036) y rellenar las correspondientes casillas. La declaración deberá presentarse en el mes de noviembre anterior al que debe tener efecto la aplicación del SII o en el momento del inicio de la actividad.

El periodo mínimo de permanencia en el SII es de un año. Si se quiere renunciar a la aplicación del SII (cuando se optó por el sistema de forma voluntaria), se deberá presentar de nuevo la declaración censal (modelo 036) en noviembre, para que tenga efectos al año siguiente.

¿Qué se envía y cuáles son los plazos?

Es importante que sepas que a Hacienda no se envían las facturas sino los registros de facturación. Los plazos de envío son los siguientes:

  • Facturas expedidas. Cuatro días naturales desde su expedición.
  • Facturas recibidas. Cuatro días naturales desde que se realice el registro contable de la factura, que se entiende que se produce cuando la factura tiene entrada en el sistema contable de la empresa, sin tener en cuenta la fecha del asiento contable.
  • Determinadas operaciones intracomunitarias. Cuatro días naturales desde el inicio del transporte o desde la recepción de los bienes que se contemplan en la factura.
  • Información sobre bienes de inversión. Hasta el 30 de enero de cada año.
  • Facturas rectificativas. Cuatro días naturales desde la expedición o del registro contable de la factura.

Es importante recordar que, para contar los plazos, se tendrán en cuenta los días festivos, los sábados y los domingos, ya que se trata de días naturales.

Los datos que se tienen que enviar de cada factura son, entre otros, los siguientes:

  • Fecha de expedición.
  • Fecha de operación.
  • Datos del expedidor.
  • Base Imponible, tipo de IVA, IVA soportado.
  • Inversión del sujeto pasivo.

¿Cómo se envían los datos?

Los datos se envían por vía telemática o por un formulario web para aquellos casos de empresas que tengan pocos registros o facturas concretas.

Para ayudarte a enviar los datos algunos programas de facturación se sincronizan con la Agencia Tributaria para realizar el envío automatizado de los datos, de forma que la gestión es mucho más sencilla.