Las nuevas tecnologías han revolucionado la forma en la que vivimos y en la que trabajamos en todos los sectores y el sector oleícola no puede ser ajeno a estos cambios. Por ese motivo,  queremos analizar cómo pueden utilizarse las TIC para el desarrollo de las empresas del sector y de qué forma.  

El mercado del aceite en España

El mercado del aceite ha tenido un crecimiento en los últimos años debido al incremento de la superficie agrícola que se dedica al aceite y a la mejora de la productividad, por una parte, y al aumento de la demanda en países en los que hasta ahora la demanda era baja, por otro lado.

En base a los datos del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación España se sitúa en el primer lugar mundial en superficie y producción de aceite de oliva, de hecho la producción que se realiza en España representa un 60% aproximadamente de la producción de la Unión Europea y el 45% de la producción mundial. Además, España es el primer exportador en el mundo de aceite de oliva.

El principal obstáculo, sin embargo, es que gran parte de la producción se vende a granel por lo que se desaprovecha por parte de las empresas del sector oleícola, el valor añadido que alcanza el aceite cuando se envasa.

¿Cómo pueden ayudar las TIC al sector oleícola?

Entre las diversas formas en que las TIC pueden ayudar al sector oleícola, cabe destacar el comercio electrónico, ya que puede facilitar la expansión nacional e internacional de las empresas del sector.

El uso del comercio electrónico para vender aceite no solo facilita la venta en sí, sino que, además, permite llegar a usuarios de todo el mundo en cualquier momento. Es decir, se puede tener una tienda abierta las 24 horas. Este aspecto es especialmente atractivo para las pequeñas empresas del sector oleícola que podrán optimizar sus recursos e internacionalizarse de forma sencilla. Para el comercio electrónico son fundamentales varios elementos:

    • La página web y la tienda online. En la página web y en la tienda online es donde se dan a conocer los productos y se realizan las transacciones. La información que se deriva de la recogida de datos que se produce con las transacciones puede ayudar mucho a definir la oferta.
    • Los marketplaces. Son mercados electrónicos (por ejemplo, Amazon) en los que las empresas, como las del sector oleícola, venden sus productos. La ventaja es que se recibe un apoyo comercial y técnico para las empresas que se alojan en el mercado.
    • Las redes sociales. Permiten a las empresas abrir un perfil y crear una red de seguidores alrededor de la marca para poder promocionar el aceite elaborado en España.

Con las TIC, por lo tanto, se puede solucionar uno de los principales problemas del sector oleícola que es la imposibilidad de retener la mayor parte del valor añadido que se genera a través de la venta del producto envasado al consumidor final. 

Sabemos que los procesos de Transformación Digital no son solo la implementación de tecnología en la organización, si no que debe ir acompañado de un cambio de mentalidad en el uso y tratamiento de la información que se genera. Disponer de nuevas tecnologíaas para tratar, entender, analizar y sacar conclusiones con toda esta inforamción es un pilar básico para el crecimiento de una compañía.

En IDESA Gestión Empresarial entendemos todo el proceso de transformación porque lo hemos vivido con numerosos clientes. El Sector Oleíco necesita de manos especializadas para llevar a cabo este reto. Si quieres contar con nosotros no dudes en ponerte en contacto o déjanos tus comentarios en este mismo post.